Lianna Haroutounian

Soprano
Lianna Haroutounian

Considerada una de las sopranos verdianas más prometedoras de su generación, sus notables cualidades como soprano lírico spinto le han permitido abordar un amplio repertorio operístico, afrontando tanto Verdi como Puccini, así como repertorio francés y ruso, además de un extenso repertorio de música de cámara.

Nacida en Armenia, estudió pianoforte y canto en el Conservatorio Nacional de Erevan, donde obtuvo un diploma de Estudios Superiores de Canto con S. Danelian, y posteriormente continuó sus estudios en Francia en el Centre de Formation Lyrique de l’Opéra-Bastille.

A lo largo de su carrera ha cantado roles como Elizabeth de Valois (Don Carlo) en la Royal Opera House, con Antonio Pappano y Jonas Kauffman, en la Metropolitan Opera con Yannick Nézet-Séguin, en la Staatsoper Unter den Linden con el maestro Zanetti, en Zúrich bajo la dirección de Fabio Luisi y en el Festival Verbier con Daniel Harding; Amelia (Un ballo in maschera) en Berna y Tours; Marguerite (Faust) en la Opéra de Massy; Amelia Grimaldi (Simon Boccanegra) en la Metropolitan Opera junto a Plácido Domingo y dirección de James Levine, en el Concertgebouw y en Tours; Mimi (La Bohème) en la Royal Opera House en la icónica producción de John Copley junto a Piotr Beczala y dirección de Plácido Domingo, en Sydney y en Tours; Violetta (La Traviata) en el Festival de Sanxay; Cio-Cio-San (Madama Butterfly) en el Concertgebouw bajo la batuta de Karel Mark Chichon, en la Ópera de San Francisco con Yves Abel y Jordi Bernàcer, en la Staatsoper Hamburg, Seattle Opera y en el Festival de Sanxay; Hélène (Les vêpres siciliennes) en la Royal Opera House con Antonio Pappano en una nueva producción de Stefan Herheim, que posteriormente fue editada en DVD, en Frankfurt, ABAO y GNO de Atenas (versión en italiano); Desdemona (Otello) en el Teatro San Carlo de Nápoles, con dirección de Nicola Luisotti, en el Teatro Real, bajo la dirección de Renato Palumbo, en Sydney, en ABAO con dirección musical de Riccardo Frizza; Tosca (Tosca) en San Francisco con Riccardo Frizza y en el Palau de les Arts de Valencia, bajo la dirección de Nicola Luisotti; Leonora (Il Trovatore) en el Teatro San Carlo de Nápoles, bajo la dirección de Nicola Luisotti, y en la Royal Opera House, primero con Gianandrea Noseda y posteriormente bajo la batuta de Richard Farnes; Iolanta (Iolanta) en versión concierto con la Filarmónica de San Petersburgo y Yuri Temirnakov; rol titular en Adriana Lecouvreur en La Monnaie, con dirección de Evelino Pido.

Su repertorio en concierto incluye el Réquiem de Verdi (Teatro Real de Madrid), Stabat Mater y Petite Messe Solennelle de Rossini, Stabat Mater de Poulenc, Stabat Mater de Dvorak y el Requiem de Mozart.   Además, ha participado en la Gala Verdi de la Royal Opera House de Muscat en colaboración con el Teatro San Carlo de Nápoles, bajo la dirección de Sebastian Lang-Lessing, en una Gala de Ópera en el Festival d’Annecy y en diversos recitales en Estados Unidos, Francia, Italia, España y Armenia.

Sus actuaciones recientes en la temporada 18-19 incluyen su debut en el rol de Nedda de I Pagliacci en la San Francisco Opera, Cio-Cio-San de Madama Butterfly en la Wiener Staatsoper y en el Gran Teatre del Liceu y Iolanta en el Palau de les Arts Reina Sofía, Elisabeth de Valois de Don Carlos en la Staatsoper Hamburg y Leonora de Il trovatore en el Teatro Real de Madrid. Entre sus futuros compromisos destacamos Manon Lescaut en la San Francisco Opera y Cio-Cio-San de Madama Butterfly en la Lyric Opera of Chicago y en la Royal Opera House, entre otros.

Fecha de la última modificación: 28/05/2019
No puede ser alterada sin permiso. Por favor, destruya cualquier material biográfico anterior.
MADAME BUTTERFLY. Gran Teatre del Liceu. 2019

“Hay algo en Lianna Haroutounian que es muy de agradecer. A parte de su voz de soprano lírica spinto, que anoche en el Liceu se mostró con cuerpo, cremosa y sin fisuras, tiene algo que no siempre se encuentra en las intérpretes que dan vida a Madama Butterfly: esa capacidad de volverse minimal, de mostrar sus emociones –muchas y muy intensas en ese tan transitado papel del repertorio operístico– sin que la gestualidad arruine al personaje… Ya en la primera aria de Cio-Cio San, “Un vel di vedremo”, cuando describe, feliz, sus horas de espera por el regreso de Pinkerton, atisbando cualquier navío que llega a lo lejos, el público irrumpió en la primera de las ovaciones.” Maricel Chavarría (La Vanguardia)

“Lianna Haroutounian, que construyó una Butterfly casi perfecta tanto en lo vocal como en lo escénico…” Pablo Meléndez-Haddad (El Periódico)

“Esta producción obliga a sacarlo todo, a vaciarse, y por tanto beneficia a cantantes como Lianna Haroutounian, que debutaba el sábado en el Liceu, y que es tan espléndida como cantante como lo consigue siendo como actriz.La soprano armenia, que venía de acumular buenas críticas en Estados Unidos precisamente interpretando a Butterfly, y que empieza a ser reconocida como una de las voces dramáticas más completas del momento -tanto cantando a Verdi como a Puccini-, parece haber nacido para interpretar a la geisha de Nagasaki: la canta sin efectismos, con voz clara y firme, y resulta creíble porque no exagera la tragedia. Cuando se mete en el papel, hace de su Cio-Cio San una mujer estoica, resolutiva e ilusionada, y no una plañidera irritante. Cantó el aria estelar, Un bel di vedremo, con seguridad y sin tentaciones de ninguna floritura, y no depositó la esperanza de una ovación sólo en esos tres minutos, sino en la lenta maduración de su rol, que fue mejorando a medida que avanzaban los minutos. En conjunto, su Butterfly es convincente, completa en cuerpo y canto, que es lo mismo que decir que bordeó la excelencia.” Javier Blánquez (El Mundo)

"Haroutounian llevó las riendas del drama con una voz bella, plena, rica en matices y firme en los agudos. Su interpretación de Cio-Cio San, emotiva y sincera, transmite la angustia, el sufrimiento y la grandeza de la desdichada geisha con gran presencia escénica y desbordante expresividad. El sobrecogedor final, que es también la escena teatral mejor resuelta del montaje, fue memorable.” Javier Pérez Senz (El País)

“En una òpera pràcticament d'un sol personatge, com ho és aquesta, cal que l'intèrpret sigui de categoria per tal que tot el muntatge funcioni. I això és ben bé el que passa amb la Butterfly de Lianna Haroutounian, La soprano armènia ha debutat al Liceu amb una interpretació magistral: matisada, viscuda, amb un cant rotund en les mitges veus i segur en el registre agut, i amb un color preciós, agradable d'escoltar, que va anar guanyant intensitat a mida que avançava la tragedia.” Gerard Guerra Ribó (elnacional.cat)

“…la soprano armenia exhibió una voz de bello y cálido timbre que fue vehículo apropiado para expresar el candor de Cio-Cio-San, especialmente en el primer acto, con una proyección generosa que, al margen de anular al Pinkerton de Jorge de León en el arrebatado dúo, fue determinante para conferir la rotundidad necesaria en las escenas de mayor dramatismo del segundo y tercer acto. Haroutounian dio conmovedoramente vida a todas las facetas de Cio-Cio-San, con un canto siempre distinguido, de noble línea en el fraseo, lleno de sensualidad en el dúo con Pinkerton, pero pleno de patetismo, como después escuchar la humillante carta de Pinkerton leída por Sharpless («Due cose potreifar: tornar a divertir la gente, col cantar… oppure, meglio, morire».), o mordiente, en el arrebato de desesperación que sigue («Ah! m’hascordata?»). Tras la interpretación «Un bel dìvedremo», la soprano armenia puso el teatro patas arriba, como era de esperar, aunque ese no fue más que un detalle de una actuación espléndida soportada asimismo por un desempeño escénico adecuado.” Xavier Borja Bucar (Codalario)

"La armenia Lianna Haroutounian  firmó un memorable debut en el coliseo barcelonés encarnando a la Butterfly, hasta el punto de salir al escenario a recibir los aplausos llorando aún a lágrima viva al acabar la función. Fue el resumen perfecto de lo que sucedió la noche del sábado en el estreno de esta obra maestra de la ópera.
Haroutounian demostró un conocimiento profundo del personaje, dominando tanto la parte vocal como el movimiento escénico, con una gestualidad delicada y precisa. (…) No se puede salir al escenario a defender el personaje si no se ahonda en todo ese cúmulo de sutilezas, que la armenia conoce al dedillo.” Pep Gorgori (Abc)

MADAME BUTTERFLY. San Francisco Opera. 2016

 “Por fin, el domingo por la tarde, el 6 de noviembre, llegó la hipnóticamente buena representación de Madama Butterfly, de nuevo con Haroutounian en el papel titular. (…) Nadie puede decir que el esplendor de su arte — la firmeza centelleante del sonido, la voluptuosa subida y caída de su fraseo vocal, la intensidad y grandiosidad de su presencia en el escenario — haya sido una sorpresa. Estas calidades ya se vieron claramente en 2014. Sin embargo, fue una alegría no sólo disfrutar de la magnificencia de su canto, sino también de oírlo transferido, perfectamente intacto, a un nuevo foro dramático. (…) Claro está, no es la única manera de afrontarse al papel (…) pero ha funcionado a la perfección para la forma de cantar de Haroutounian, con sus texturas aterciopelados y la ausencia de cantos afilados. (…) Haroutounian subió su apuesta en el acto final, poniendo una nueva capa de fervor a lo que ya era un trabajo lleno de fuerza. Inyectó una nueva corriente de energía a la actuación -saltando a las notas altas, formando frases individuales con una vitalidad feroz- y lo ha hecho todo sin sacrificar nada en lo que respecta a la elegancia y gentilidad de tono. Solo su aportación hubiera sido suficiente para hacer de esta “Butterfly” un triunfo (…) Así que permíteme que haga la pregunta de nuevo: ¿Cuándo vuelve?”. Joshua Kosman (San Francisco Chronicle)
Leer la crítica completa (/www.sfchronicle.com/music/article/Soprano-s-triumphant-return-in-SF-Opera-10598708.php)

“Justo cuando parecía que la temporada de la San Francisco Opera llegaba a su fin, la compañía ha montado una “Madama Butterfly” extraordinaria. La razón es Lianna Haroutounian, cuya apasionada y bellísima actuación vocal en el papel titular infunde nueva vida al melodrama de Puccini. La tarde del domingo en el War Memorial Opera House, la soprano armenia creó una Butterfly para la historia. (…) En la piel de Cio-Cio-San, (…) la soprano vive el papel de forma total y decisiva, delineando el arco del personaje desde la esperanza tímida a la más absoluta desesperación. Las relucientes notas altas del papel y las expresiones conmovedoras son para ella, y ella las aprovecha al máximo a lo largo de la obra. (…) Ahondando en la profunda emotividad de la partitura tan inmensa de Puccini, el voluptuoso y bien matizado vocalismo de la cantante se une a su caracterización sutil y delicada para crear un retrato absorbente, y su canto expresivo en las canciones del papel, incluyendo el aria eterna del segundo acto “Un bel di,” ha sido brillante. (…) Hazte con una entrada si puedes – es la última recuperación de otoño de la compañía, y sin duda los amantes de la ópera van a estar hablando de ella durante mucho, mucho tiempo”. Georgia Rowe (The Mercury News)
Leer toda la crítica (www.mercurynews.com/2016/11/07/a-madama-butterfly-for-the-ages-at-san-francisco-opera/)

“Lianna Haroutounian posee una voz spinto de gran poder y control vocal y también la capacidad de transmitir un abanico de emociones de forma convincente, a través de su expresividad vocal y su habilidad para actuar (…) Haroutounian se mostró convincente en el papel, desplegando tanto la vulnerabilidad como la fuerza interior del personaje. Haroutounian debutó con la San Francisco Opera en 2014 y fue toda una sensación. Su recepción como Cio-Cio-San ha sido igualmente cálida, si no más, que la de su Tosca, y el público se puso de pie para ella al final”. (Opera Warhorses)
Leer toda la crítica (www.operawarhorses.com/2016/11/08/review-a-transcendent-madama-butterfly-san-francisco-opera-november-6-2016/)

“La Madama Butterfly de la soprano armenia Lianna Haroutounian podría convertirse en la Butterfly de nuestros tiempos, e incluso una de las grandes de todos los tiempos. (…) La pureza de voz la convierten en una heroína verdiana pristina, al mismo tiempo que la seguridad de su técnica vocal sostiene la juventud y la resistencia de la Butterfly de 18 años. La fuerza y la belleza del tono en todo el registro del papel subrayan la certidumbre moral de esta geisha sencilla y valiente. El emocionado público de la noche del sábado comprendió y percibió la gravedad de la fuerza e inocencia de la joven, y regaló a Haroutounian una ovación como ninguna que yo haya visto jamás en el War Memorial Opera House”. Michael Milenski (Opera Today)
Leer toda la crítica (www.operatoday.com/content/2016/11/a_butterfly_for.php)

Próximos Eventos
San Francisco Opera

Manon Lescaut

Viernes 8 noviembre 2019
Miércoles 13 noviembre 2019
Sábado 16 noviembre 2019
Miércoles 20 noviembre 2019
Domingo 24 noviembre 2019
Martes  26 noviembre 2019