Clamoroso éxito logrado por el tenor Celso Albelo y la soprano Virginia Wagner en su reciente recital en el Teatro Gayarre de Pamplona

2013-03-14
Clamoroso éxito logrado por el tenor Celso Albelo y la soprano Virginia Wagner en su reciente recital en el Teatro Gayarre de Pamplona

 

Antes de su esperada interpretación de Jorge (Marina) en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, el tenor Celso Albelo junto a la sopranoVirginia Wagner ofreció un extraordinario recital en el Teatro Gayarre de Pamplona. Organizado por la Asociación Gayarre de Amigos de la Opera de Navarra (AGAO) y dentro de su ciclo Voces Magistrales, el éxito de ambos cantantes fue manifestado ampliamente por las ovaciones del público asistente y reflejado por la  crítica.

 

"Celso Albelo es el típico tenor lírico que los amantes de la ópera tenemos en mente. La voz es amplia y capaz de agudos potentes, de los que gustan a los amantes del espectáculo vocal, y muestra empuje y aliento heroico cuando es necesario. En este sentido realizó algunas demostraciones en 'La donna e mobile' o en la jota de 'El trust de los tenorios' que ofreció como propina, con un excelente Re sobreagudo en esta última, que fue merecidamente ovacionado por el público.  Sin embargo Celso Albelo mostró más que eso. En las páginas belcantistas, nos recordó que la expresión italiana  “bel canto” significa verdaderamente 'canto bello' [...] Albelo mostró un gusto exquisito a la hora de matizar los personajes, de desgranar el fraseo de las arias. A este respecto, su interpretación de 'Una furtiva lacrima' alcanzó un gran nivel, a la altura de lo mejor que hoy se puede escuchar en el panorama lírico.

 

En el caso de Virginia Wagner [...] sigue sorprendiendo por qué no frecuenta más algunos grandes teatros. Es una soprano lírica, con capacidad en la zona aguda y una voz consistente, mostrando recursos técnicos sobrados [...] cuando llegó a la canción del sauce de Otello ya había entrado en harina, realizando una interpretación muy matizada de la que es, para quien esto firma, la mejor aria del corpus verdiano. En la segunda parte, se le agradeció su manera de imitar los acentos propios de los personajes que interpretaba, de acuerdo con su procedencia geográfica. Es el caso de la protagonista de La Tempranica, el resultado fue especialmente logrado. [...] El público aplaudió con fuerza a los artistas y disfrutó de un concierto que no solo reunía dos grandes voces [...] sino mucho más que eso, lo que ciertamente no es demasiado frecuente."  Xavier Armendáriz (Diario de Navarra)