Gran triunfo del elenco de “Falstaff” en A Coruña

2016-09-12
Gran triunfo del elenco de “Falstaff” en A Coruña

Los Amigos de la Ópera de A Coruña programaron, para el inicio de su temporada lírica 2016/2017, la última ópera de Giuseppe Verdi, su “Falstaff”, considerada por muchos la obra cumbre de este compositor. El reparto vocal estuvo formado, entre otros, por los artistas de GoDirect Marianne Cornetti, mezzo, en el rol de Mrs Quickly, Ruth Iniesta, soprano, como Nanetta, Juan Jesús Rodríguez, barítono, que afrontó el personaje de Ford, Francisco Corujo, tenor, encarnando a Fenton y David Sánchez, bajo, en el papel de Pistola.
La crítica ha sido unánime en elogiar el magnifico trabajo realizado por el elenco de artistas elegido para hacerse cargo de este “Falstaff” coruñés:

- “La actuación de Cornetti es la segunda muestra en menos de una semana de su capacidad de adaptación a personajes y géneros, después de su concierto del domingo 28 junto a Gregory Kunde. Por su parte, Juan José Rodríguez tuvo una excelente actuación: el tinte oscuro de su voz fue vehículo idóneo para su Ford y estuvo soberbio en la escena con Falstaff. Francisco Corujo, bien conocido en A Coruña, hizo un gran Fenton, sabiendo lucir tanto en su solo como en las partes a dúo con Ruth Iniesta (Nanetta), seguramente el gran descubrimiento de la noche por su voz de timbre limpio y brillante y su encantadora actuación vocal y escénica (…) El resto de comprimarios (...) y David Sánchez (Pistola)- cumplieron sobradamente en el aspecto vocal y fueron parte esencial de la gran altura escénica de la función”. Julián Carrillo (El País).

- “Magnífico también el Ford de Juan Jesús Rodríguez, todo un lujo y otro tanto hay que apuntar de la Quicky de Marianne Cornetti. Ruth Iniesta y Francisco Corujo aportaron su juventud y frescura a la pareja de jóvenes enamorados. Impecables el resto del reparto”. Gonzalo Alonso (La Razón).

- “El resultado ha sido brillantísimo. Se ha contado con el mejor Falstaff de la actualidad, Bryn Terfel; dos sopranos (Arteta e Iniesta), soberbias; dos mezzos inmejorables (Cornetti y Molinari); un gran barítono (Rodríguez); y dos tenores más que notables (Corujo -quizás en el papel más brillante que le hemos escuchado- y Pardo); y un tenor (Atxalandabaso) y un bajo (Sánchez) que completaron magníficamente este gran elenco”. Julio Andrade Malde (La Opinión A Coruña).

- “Estaba rodeado de un magnífico elenco, en el que destacó J. J. Rodríguez (formidable el monólogo de Fontana), las alegres comadres de Windsor capitaneadas por A. Arteta, con M. Cornetti, C. Molinari y los gentiles enamorados R. Iniesta y F. Corujo. (…) y muy bien el Pistola de D. Sánchez (...). Antón de Santiago (La voz de Galicia).

- “También resultó destacable la labor de Ruth Iniesta como Nanetta, un personaje que se amolda perfectamente a las cualidades artísticas de la zaragozana, tanto por su juventud como por su vocalidad, y del que sólo lamentamos su escasa participación en la obra, que nos impidió disfrutar del talento de Iniesta durante todo el tiempo que nos habría gustado (…) El elenco protagónico se cerró con la acertada labor de Juan Jesús Rodríguez como Ford, parte que el barítono abordó con solvencia vocal y gran convicción escénica, sabiendo aportar ese punto humorístico que, por momentos, tanto demanda su personaje.(…) El resto de personajes estuvieron sobradamente cubiertos gracias al buen hacer de Marianne Corneti, que firmó una Mrs. Quickly de muchos quilates”.  Javier Labrada (Platea Magazine).

- “El onubense Juan Jesús Rodríguez sigue defendiendo su posición actual en el panorama lírico internacional como una figura indiscutible de la vocalidad baritonal verdiana. Su gran escena del segundo acto “Signore, v’assista il cielo” culminada por el “È sogno o realtà?” fue una lección de control de emisión, terciopelo vocal, fiato infinito (ese “quella crudel beltà sempre é vissuta in grande fede di castità” o el mismo “E poi diranno che un marito geloso é un insensato”), graves poderosos y agudos plenos de brillo, culminando la frase “Laudata sempre sia nel fondo del mio cor” con un magnífico sol natural. Por si su prestación vocal no fuera activo suficiente nos sorprendió muy gratamente en este rol con un ligero toque de comicidad donde le vimos realmente desenvuelto y creíble escénicamente. Su envidiable salud vocal hacen de su próximo Ballo in maschera en Roma o I vespri siciliani en Valencia citas prácticamente obligadas. La mezzo norteamericana Marianne Cornetti volvía a subirse al escenario del Palacio de la Ópera coruñés menos de una semana después de su exitoso recital junto a Gregory Kunde.  Es evidente que el papel de Quickly, escrito para una vocalidad más cercana a la contralto, no le permite lucir sus principales virtudes (…) Cornetti defendió el rol con tablas y su conocida profesionalidad recibiendo calurosas ovaciones de un público que en buena parte fueron testigos de la apoteosis del mencionado recital de unos días antes (…) Una de las triunfadoras de la velada fue la Nannetta de Ruth Iniesta. La soprano nacida en Zaragoza luce un instrumento timbradísimo, muy presente en toda su extensión y que se proyecta con facilidad por la sala. La escritura de su rol le presenta momentos de especial compromiso en ese la bemol sostenuto que se extiende por más de cuatro compases en “come fa la luna” y que siempre consigue la atención del público, así como en su complicada escena “ Sul fil d’un soffio etesio” con final morente en la natural “Hanno per cifre amor”. Iniesta no desaprovechó estas oportunidades (…) El Fenton del canario Francisco Corujo resultó interesante, con una musicalidad innata y un atractivo color vocal idóneo para el papel. Su gran momento al inicio del segundo cuadro del tercer acto, “Dal labbro il canto” fue desgranado con gusto y óptimo fraseo (precioso el “Così baciai la disiata bocca”). Corujo ya ofreció un muy notable Tamino en el mismo escenario hace algo más de un año y se reivindica con este Fenton como una opción muy válida para una gran variedad de repertorio en el ámbito del tenor lírico. (…) David Sánchez defendió con honradez el rol de Pistola, quizás el más ingrato de toda la ópera”. Rubén Martínez (Codalario).