Notice: Array to string conversion in /home/n31z40bg/godirect-am.com/classes/DocTypes/DocProduction.php on line 85
GoDirect AM - I puritani

I puritani

I puritani

“I Puritani” es una ópera en 3 actos de Vincenzo Bellini, la última que ha compuesto, con libreto del Conde Carlo Pepoli de Bolonia, basada en la obra “Têtes rondes et Cavaliers”  de Jacques-François Ancelot y Joseph Xavier Saintine. Para el libreto, Bellini intentó buscar una obra que se inspirase en hazañas bélicas o leyendas, al estilo de las novelas históricas de Sir Walter Scott, que estaban muy de moda en esa época. Escrita para el público parisino, la elección de Bellini fue muy inteligente, porque por una parte adaptaba una obra de dos escritores galos, alabando así el orgullo francés, pero por otra parte, con el título, establecía una relación con las novelas históricas del escritor escocés.

 

Bellini  la compuso en nueve meses, desde abril del año 1834 a enero del 1835, y  durante este período, el diseño dramático sufrió numerosos cambios y el compositor tuvo que guiar paso a paso el trabajo del libretista. Para muchos, el libreto es un poco confuso, pero sin embargo, la música de Bellini está entre la más cuidada y hermosa que compuso, dando muestra de su faceta más melancólica, siendo  considerada por muchos como la ópera más metafísica y transcendente del compositor. El fraseo es de gran elegancia y la ópera demanda capacidades vocales importantes de los cantantes. Además, en esta ópera aparecen diversas innovaciones, tanto de naturaleza teatral,  como musical: la distribución en grandes escenas y la sustitución del recitativo por el arioso, además de la orquestación ser la  más ambiciosa de todas las óperas del compositor.

 

En una carta que escribió al conde Carlo Pepoli de Bolonia, Bellini decía que la misión de la Ópera era “hacer llorar, temblar y morir cantando”.

 

La ópera narra el drama amoroso de Elvira y Arturo en plena guerra civil entre los puritanos, partidarios de Oliver Cromwell, y los realistas que apoyaban a la casa de los Estuardo.


EQUIPO ARTISTICO
Dirección de escena: Alfonso Romero Mora
Asistente de dirección de escena: José Luis Arrellano
Escenografía: Corina Krisztian-Klenk
Diseñadora de Vestuario: Rosa Garcia Andújar

REPARTO
Lord Arturo Talbot: tenor
Elvira: soprano de coluratura
Sir Riccardo Forth: barítono
Sir Giorgio Valton: bajo
Lord Gualtiero Valton: bajo
Enrichetta di Francia: mezzo-soprano
Sir Bruno Robertson: tenor

CORO: 62  cantantes (número estimado)
FIGURANTES: 4 figurantes (hombres)

La ópera se desarrolla cerca del año 1650, en un castillo en los alrededores de Plymouth, Inglaterra.

PRIMER ACTO

Sir Riccardo, seguidor de Cromwell y sus Puritanos y  Lord Arturo Talbo, caballero realista, que defiende la causa de los Estuardo, están los dos enamorados de Elvira, la hija del gobernador de la ciudadela, Lord Valton. Riccardo expone su amor al gobernador,  que declina el honor de la petición por no estar convencido de que su hija corresponda a esta pasión, porque sabe que está enamorada de Arturo.

 

Sir Girogio Valton, hermano de Lord Valton, informa a Elvira que ha intercedido por ella, y que su padre ha concordado en que se case con Arturo. Arturo llega trayendo  varios presentes entre los que ofrece un amplio y fino velo blanco de desposada a Elvira.

 

Durante su estancia en la ciudadela de Plymouth, Arturo descubre que Enrichetta de Francia, viuda de Carlos I, está prisionera en la fortaleza y  que su destino va a ser semejante al del infortunado Rey. Decide entonces liberarla, valiéndose de su inmunidad en aquel lugar y aún a costa de su mismo amor.  Para tal, la cubre con el velo blanco, haciendo que los soldados crean que es Elvira.  En el momento de escapar encuentran a Ricardo, que quiere impedir la salida de Arturo y de la que cree que es Elvira, pero al descubrir que es Enrichetta  los deja pasar, en la esperanza de conquistar Elvira. Esta cuando descubre la evasión, y creyendo que su amado la ha abandonado por otra mujer, enloquece de repente.

 

SEGÚN ACTO

 

El parlamento Inglés condena a la muerte Arturo.

Sir Giorgio, habla con los suyos de la locura de Elvira y lamenta su suerte. Elvira canta de modo delirante su dolor e imagina con gestos y palabras conmovedoras el día de su boda con Arturo. Sir Giorgio, que intuye el papel de Riccardo en la fuga de Arturo, le suplica que interceda para conseguir el perdón de Lord Arturo, por Elvira,  y  termina a convencerlo, pero solo en el caso de que Arturo vuelva como amigo - si vuelve como enemigo será condenado.

 

TERCER ACTO

 

Arturo vuelve a la fortaleza, perseguido y acosado por sus enemigos, en la esperanza de ver Elvira, y la escucha cantando una canción amorosa que él le había enseñado. Conmovido, la entona  también.  Elvira se junta a él y su alegría es tan intensa, que de pronto parece haber recobrado la razón. Arturo le explica las razones de su larga ausencia y vuelve a declararle su amor. Con gestos y gritos, Elvira se da cuenta, con horror, que está loca, mientras acuden  los soldados puritanos que  capturan Arturo y lo condenan a muerte. Al oír la palabra muerte, Elvira recupera de pronto la razón, mientras llega un mensajero trayendo la noticia de la victoria de Cromwell y del indulto general concedido por el dictador a todos los prisioneros de guerra. Arturo queda libre y obtiene la mano de Elvira otra vez, y para siempre.

REQUERIMIENTOS TÉCNICOS
Medidas ideales del escenario: 22 m de ancho por 18m de profundidad

La caja escénica debe estar libre de cualquier elemento en peine y escenario
Disponibilidad del biblia de varas del teatro

TRANSPORTE:
La escenografía y vestuario se transportan en 3 tráileres  de aproximadamente  13m cadA
La escenografía y vestuario ocupan aproximadamente 90m3


 

Mundoclásico

“La nueva coproducción entre Amigos de la Ópera de A Coruña y la Ópera de Darmstardt, que firma Alfonso Romero, sitúa la acción en una trinchera durante la primera Guerra Mundial sobre una escenografía única, funcional y atractiva firmada por Corina Krisztian-Klenk, con el apoyo de una iluminación francamente soberbia y expresiva de David P. Merino y Santiago Mañasco…”(…) “… visualmente es atractiva, y la idea no está del todo mal pensada, con varios momentos muy logrados -el regreso de Arturo de la guerra en ‘A te o cara’, que lejos de volver como un héroe aparece sucio, herido y extenuado, o el momento en que Elvira pierde la cordura y tira al suelo el improvisado altar para poner nuevamente en pie la cruz algo más tarde…” (…) “Tal vez lo más interesante de esta revisión sea la solución final, prescindiendo del happy-end original: aquí Elvira nunca llega a recuperar la cordura, y, con la escena congelada y teñida en luz violeta, imagina el indulto de Arturo, segundos antes de que ambos mueran fusilados abrazados. Un acierto pleno que aporta algo de coherencia a la historia.”

 

Hugo Alvarez Domínguez , Mundoclasico, 16 de Diciembre 2009