Julio García Vico

Director De Orquesta
Julio García Vico

Ganador del LSO Donatella Flick Conducting Competition y del Premio Alemán de Dirección

Ganador del prestigioso XVI Concurso de Dirección LSO Donatella Flick (London Symphony Orchestra), Primer Premio del Concurso de Dirección de Alemania 2019, Premio del Público de la Oscar y Vera Ritter-Stiftung y Premio de la Ópera de Bonn 2019, Julio García Vico es director de repertorio sinfónico y operístico con residencia en Londres y Düsseldorf (Alemania).

A partir de la próxima temporada será Asistente de la London Symphony Orchestra (LSO) y trabajará con directores como Sir Simon Rattle, Gianandrea Noseda o François-Xavier Roth.

Como ganador del Premio Alemán de Direción, dirigirá en las próximas temporadas la Beethoven Orchestra Bonn, Gürzenich-Orchestre Köln, Hofer Symphoniker, Münchener Symphoniker, Nürnberger Symphoniker, Oper Köln, Deutsche Staatsphilharmonie Rheinland-Pfalz, WDR Sinfonieorchester.

Nacido en Cádiz, Julio ganó el Premio Nacional Santa Cecilia Odero antes de estudiar en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, donde obtuvo el 1er Premio de Interpretación. Viaja a Múnich para estudiar un Master en música contemporánea y es Akademist en la Ensemble Modern Frankfurt. Ha estado estudiando dirección orquestal en Düsseldorf con el Prof. Rüdiger Bohn desde 2016 y un grado en Filosofía en la UNED. Desde 2018 es becario del Dirigentenforum del Consejo Alemán de Música y en 2019 fue director musical del Operstudio en los teatros Krefeld y Mönchengladbach (Alemania). Ha sido invitado a festivales internacionales como Manifeste Paris, Beijing Music Festival, Warszawska Jesien o Gaudeamus Muziekweek y habla con fluidez idiomas como el alemán, italiano o japonés.

Fecha de la última modificación: 20/07/2021
No puede ser alterada sin permiso. Por favor, destruya cualquier material biográfico anterior.
Recital Novas Voces galegas. 2018

"El concierto que ha dado en su ciudad natal, con un programa, de notable importancia y exigencia, ha mostrado su madurez vocal e interpretativa: voz muy bien igualada, con amplios y bien colocados registros, belleza tímbrica, e impecable regulación del aliento, lo que, unido a una notable flexibilidad, le permite resolver a la perfección amplias coloraturas. Por otra parte, jamás descompone el gesto ni utiliza apenas apoyos corporales, expresando las emociones (los affetti) con medios puramente vocales; canta sin mostrar esfuerzo alguno, con la mayor naturalidad; así, lo que está realizando semeja ser lo más fácil del mundo. Todo el programa se desarrolló entre ovaciones y exclamaciones de entusiasmo." Julio Andrade Malde