Mariola Cantarero

Soprano
Mariola Cantarero

Considerada uno de los máximos exponentes del repertorio belcantista de los últimos años, Mariola Cantarero ha obtenido también importantes triunfos en obras como Traviata, Rigoletto o Bohème, en la búsqueda continua de las obras más adecuadas a su evolución vocal, ampliando su repertorio con éstas y otras obras como María Stuarda, Lucrezia Borgia, Anna Bolena, así como Don Giovanni o Così fan Tutte.

Granadina de nacimiento, comienza sus estudios musicales en el Conservatorio de su ciudad natal, y posteriormente los amplia con el Catedrático de canto Carlos Hacar, y ya en carrera se perfecciona con Ruthilde Böesch en Viena. Es premiada en diferentes concursos internacionales de canto como el "Francisco Viñas", "Operalia´99", "Pedro Lavirgen" y "A.S.L.I.C.O. 2000".

Recibe distintos premios por su trayectoria como "Premio ópera Actual", "Revalación del círculo de amigos del Liceo", "Premio Imagen de la Ciudad de Granada", "Ojo Crítico de RNE", "La Mención de Honor de la Diputación de Granada", "La Medalla de Oro de la Ciudad de Granada", así como "La Medalla de Oro de Andalucía".

Debuta en el teatro Carlo Felice de Genova con Le Comte Ory de Rossini en el año 2000, y desde entonces se convierte en soprano habitual de los principales teatros de Europa como el Teatro Real de Madrid, Liceo de Barcelona, Maggio Fiorentino, San Carlo di Napoli, L’Opera di Roma, Rossini Opera Festival, Hamburgo, Berlín, Zurich, Amsterdam, Strasburgo, y más allá de nuestro continente en la Ópera Nacional de Corea, Oriental Art center de Shanghai, San Juan de Puerto Rico, Santiago de Chile, Ópera de Sao Paulo, Ópera de Detroit, New Jersey.

Ha sido dirigida por directores como Zubin Mehta, Alberto Zedda, Jesús López Cobos, Daniel Oren, Bruno Campanella, o Roberto Abbado.

Entre su amplia discografía cabe destacar: Luisa Fernanda junto a Plácido Domingo en el Teatro Real de Madrid, Falstaff dirigida por Zubin Mehta en el Maggio musicale Fiorentino, La Gazza ladra del Rossini Opera Festival, Il Viaggio a Reims en el Liceo de Barcelona, I Puritani de la Ópera de Ámsterdam, Belcanto con Simón Orfila y Canciones en la Alhambra

Esta temporada llevará a cabo un recital con Ismael Jordi en el Teatro de la Maestranza.

Fecha de la última modificación: 25/11/2020
No puede ser alterada sin permiso. Por favor, destruya cualquier material biográfico anterior.
RECITAL LÍRICO. Teatro de la Maestranza. 2021

“Veinte años de carrera cumplen Mariola Cantarero e Ismael Jordi, dos de las joyas de la cantera lírica andaluza, (…), con unos instrumentos en perfecto estado de revista, frescos y lozanos, que les permiten moverse por las alturas, en un doble sentido del término: porque siguen siendo requeridos por los grandes teatros del mundo y porque sus agudos se mantienen en plena forma (…) La voz de Cantarero sigue siendo poderosa en la zona aguda (...) Además, su fraseo está lleno de pequeñas inflexiones dinámicas que le dan variedad y expresividad al canto, sobre todo gracias a sus delicados pianissimi, que hicieron maravillas en su aria de Maria Stuarda, posiblemente el momento más conmovedor de toda su actuación.” Pablo J. Vayón (Diario de Sevilla)

“Un programa bien urdido, en el que el belcantismo reinaba, comenzó perlas de la ‘Lucia’ (…) la voz de Mariola flotó en el aire sutil, etérea, como de otro mundo. (...) O ella en ‘Maria Stuarda’, primando esa sedosidad con que pedía a las nubes que se la llevaran a Francia, lejos de su patria hostil, o se imponía como guerrera inmarcesible en la “cabaletta” que la conduciría a la muerte. (…) En ‘Manon’ no hubo que esperar al final de la ópera: en el mismo acto podía ser la casquivana y pizpireta protagonista, con todos los fuegos de artificio de su aria de bravura ‘Je marche’, como en la subsiguiente ‘Gavota’ (…) y rematar con dos Re estratosféricos, como después recuperar el amor de Des Grieux con súplicas o seducción, exhibiendo unos filados delicados e incorpóreos o apianamientos que parecían dispuestos a romper la línea de canto. (…) Tras tanta lágrima, la zarzuela fue una explosión de color, precedido de la bruma del Cantábrico (‘Todos lo saben’), donde el lirismo de Marola/Mariola ilustraba ese halo misterioso, reservado y atractivo, como un faro, de la tabernera, contrastando luego con el burbujeante y fresco ‘Vals de Angelita’. (…) Aplausos sin reservas. Pero no hay por qué esperar 20 años para verlos otra vez con nosotros.” Carlos Tarín (ABC Sevilla)

“(…) “Oh nube che lieve” de Maria Stuarda lució [Mariola Cantarero] unos firmes ataques en pianissimo y un fraseo muy lírico, con un legato de enormes quilates. Fraseo que se tornó en sensualidad con la gavota de Manon. Filados de la mejor marca afloraron en el dúo de Saint Sulpice de la misma ópera. En la segunda parte del recital, centrado en la zarzuela, derrochó chispa y gracia en el decir con el famoso vals de Chateau Margaux, jugando a placer con el tempo. Ya en el tiempo de las propinas sacó su lado más desgarrado y dramático con “Adiós Granada” y, sobre todo con un emocionante “Y sin embargo te quiero”." Andrés Moreno Mengíbar (Beckmesser)

“Comenzaron con un plato fuerte: el dúo «Verrano a te...» de Lucia di Lammermoor de Donizetti, quizá lo mejor de todo el recital por su perfecta emisión, articulación, colorido y belleza belcantista. (…) La emoción se desbordó con las propinas, todas auténticas y emocionantes hasta las lágrimas (…) Gracias, felicidades y larga vida a la mejor pareja de la lírica española.” Álvaro Cabezas (Codalario)
"Fue esa claridad en la dicción y la entonación una de las cosas que más agradecimos en esta pareja de la que aún recordamos aquella antológica Traviata de hace diez años, y que sique exhibiendo una magnífica química y compenetración. El amor asomó en Verrano a te... de Lucia di Lammermoor, (…), con Mariola Cantarero modulando exquisitamente la voz y apianando con enorme sensibilidad; y el desamor lo hizo en el dúo de Saint Sulpice de Manon, aquí con la soprano exhibiendo su vena más desgarradora (…) Gracia que le sobra a la soprano granadina, derrochando tanta fuerza dramática en Oh nube che liebe de Maria Stuarda, como garbo y sensualidad en la popular Gavota de Manon (…) También con la zarzuela que Fernández Caballero dedicó al vino, Chateaux Margaux, aprovechó la granadina para exhibir glamour y coquetería, cuidando siempre hasta el más mínimo detalle en su perfecta entonación y esa capacidad que tiene para controlar la emisión y el volumen de su generosa voz, capaz de sobrecogedores agudos.” Juan José Roldán (El Correo de Andalucia)

“(…) Mariola como una lírico que se desplaza con exquisita elegancia por las partituras con su timbre cálido y ensoñador, capaz de alcanzar los agudos y coloraturas necesarias con firmeza y articulación, sobre un registro muy trabajado y uniforme; (...) Los dos estuvieron inmensos en el dúo de Saint Sulpice de Manon de Massenet, después de que Cantarero se “luciera” por la pasarela belcantista de Je marche sur tous les chemins y la gavota propiamente dicha, números que culminan en un poderosísimo Re cada uno. Entre el cielo y la tierra se movió la soprano en Oh nube… y el ardor guerrero de la cabaletta Nella pace (…) La segunda mitad la ocupó la zarzuela más efervescente -aunque comenzaran con el más brumoso dúo Todos los saben de La tabernera (luego, un exultante No puede ser en las propinas), donde el lirismo de Mariola engarzaba con la nebulosa personalidad de Marola. (…) No estamos acostumbrados a ver a Mariola cantando “achispada” las excelencias del burdeos, pero el Châteaux Margot la llevó a eso en el Vals de Angelita, número de gran frescura no exento de un consuetudinario y brillante Do agudo final. El dúo que contiene el famosísimo pasodoble de El gato montés puso un broche muy brillante al programa y dio paso a cinco propinas, igualmente conocidas e intensas.” Carlos Tarín (Ritmo.es)

"Gracia que le sobra a la soprano granadina, derrochando tanta fuerza dramática en Oh nube che liebe de Maria Stuarda, como garbo y sensualidad en la popular Gavota de Manon, que Aguirre acompañó no solo al piano sino a los coros, convenientemente abreviados, como las partes instrumentales, para su interpretación en recital. También con la zarzuela que Fernández Caballero dedicó al vino, Chateaux Margaux, aprovechó la granadina para exhibir glamour y coquetería, cuidando siempre hasta el más mínimo detalle en su perfecta entonación y esa capacidad que tiene para controlar la emisión y el volumen de su generosa voz, capaz de sobrecogedores agudos. En las propinas, que ocuparon prácticamente un tercer bloque del recital, entonó con mucho sentimiento la canción de Los emigrantes, Adiós Granada mía, así como una notable versión de la célebre copla Y sin embargo te quiero." Juan José Roldán (El Correo de Andalucia)

EL GATO MONTÉS. Ópera de Tenerife. 2019

"En el reparto, encontramos a la soprano andaluza Mariola Cantarero, que defendía el rol de Soleá. La belcantista posee una voz bella, con muy buena técnica y brillante en el registro agudo. Con ello como base, dotó a su personaje de un encanto especial y una singular expresividad. Su emotiva interpretación de Soleá logró enamorar a un público que empatizó con ella y con su dilema amoroso." Celia García (Platea)

"Andalucía se presentó como el escenario de este drama casi verista en la que Soleá, encarnada por la soprano granadina Mariola Cantarero, ejemplificó con su timbrada voz y desenvoltura escénica la incertidumbre entre dos amores y el drama interior profundo que padece." Estrella Ortega (Ópera Actual)

LA BOHÈME GARAGE. BILBAO. 2018

"La voz de la soprano Mariola Cantarero siempre ha sido penetrante y amplia, pero además, cantó también con cuidado en su intensidad por lo que su canto en su aria “Si mi chiamo Mimí” resultó muy aplaudido."  Nino Dentici

FUENTEOVEJUNA. Ópera de Oviedo. 2018

"En el reparto hay que destacar las sensacionales prestaciones de Mariola Cantarero, ejemplar Laurencia,..." Cosme Marina (ABC)

"Laurencia puede ser un punto de inflexión en la carrera de la soprano Mariola Cantarero. Mariola Cantarero canta e interpreta una Laurencia que va ganando en carácter y profundidad dramática según avanza la escena. La soprano granadina resuelve muy bien las exigencias vocales y crea un rol que estoy convencido puede ser un punto de inflexión en su carrera al exhibir una veta dramática que refuerza su capacidad artística … " Cosme Marina (Nueva España)

"Fuenteovejuna no da apenas tregua a un elenco de cantantes bien escogido, para interpretar personajes que arrebatan, y se mantienen en una vocalidad exigente. Es el caso de Laurencia, que encarnó Mariola Cantarero en el estreno, el domingo, de un título que tendrá doble reparto para abrir temporada. La soprano mantuvo una presencia imponente sobre el escenario, en la evolución de su personaje, con gran fuerza vocal y dramática." Diana Díaz (El País)

"En el plano escénico, la soprano Mariola Cantarero fue un gran descubrimiento, y resultó muy creíble su interpretación del papel de Laurencia. Un personaje muy exigente tanto en el ámbito musical, por los cambios de registro, como escénico, por el dramatismo que entraña y su dilatada presencia en la acción." Andrea García La Nueva España)

"Mariola Cantarero, una soprano lírica en evolución hacia papeles más dramáticos, modela con poesía, fuerza y calor su personaje de Laurencia. La soprano granadina dejó un buen recuerdo en el Campoamor en zarzuelas como 'Luisa Fernanda' o en 'Lucia de Lammermoor'. Fue muy aplaudida ya desde su aria de salida, pero lo más sorprendente de su actuación es que va cogiendo fuerza y gravedad dramática a medida que la ópera transcurre." Ramón Avello (Comercio)

Próximos Eventos
Museo Chillida Leku, Opera Garage

La Bohème Opera Garage

Jueves 29 julio 2021