Rotundo éxito de Nancy Fabiola Herrera y Vasily Petrenko con la OBC en Barcelona

2021-06-16

Los pasados días 11 y 12 de junio, Nancy Fabiola Herrera y Vasily Petrenko subieron al escenario de la Sala 1 Pau Casals del Auditori de Barcelona para participar en el concierto "La Reforma" de la Temporada 20/21 de la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña. La primera, para interpretar el “Lied der Waldtaube” (“Canción de la tórtola”) de los “Gurre-Lieder” de Schoenberg, en versión de cámara, y el segundo, al frente de la dirección musical.

Los medios y crítica especializada no han tardado en recoger el espectacular trabajo de los artistas sobre las tablas del auditorio barcelonés.

De Nancy Fabiola Herrera han dicho:
"En su espectacular y sentida intervención Nancy Fabiola Herrera aportó un canto mayúsculo, moldeado en un fraseo expresivo y clarificador […] se agradece el canto cargado de sentido de la mezzo española, entregado y pasional, principalmente centrado en la emoción. En espléndido estado vocal, sus agudos brillaron tanto como los graves extremos [...] En momentos desgarradores como los que esconden las frases “Verstrickt in der Tiefe Tang” y “Helwigs Falke War’s, der grausam”, Herrera supo transformar la poesía en pura emoción. Es de esperar que la cantante pueda regresar al curso de la OBC en futuras ocasiones interpretando, por ejemplo, a Mahler.” Pablo Meléndez-Haddad (El Periódico)

“Supuso una gran alegría escuchar de nuevo en Barcelona la carnosa y aterciopelada voz de Nancy Fabiola Herrera en la obra de Schönberg [...] muy bien resuelta a nivel expresivo y con generosos torrentes de musicalidad” Jaume Radigales (ARA)

"La elección de una voz maravillosa como la de Nancy Fabiola Herrera resultó del todo acertada para abordar con garantías el citado lied de Schoenberg […] El color oscuro, el tenebrismo y el dramatismo que encierra este lied perteneciente a la etapa postromántica creativa de Schoenberg fue captado a las mil maravillas por la penetrante voz de Herrera. Su instinto dramático, su emisión poderosa, el color magnífico que abraza su amplia tesitura, la diáfana proyección y un instinto teatral que ha acompañado a tantos de sus personajes operísticos llevados a la escena, con Carmen por encima de todos, cautivó por la intensa expresividad alcanzada." Lluís Trullén (Scherzo)

Y sobre Vasily Petrenko:
" con un sonido grandioso y brillante ya que Petrenko mantuvo las tintas siempre cargadas. Una auténtica ovación despidió la velada." Pablo Meléndez-Haddad (El Periódico)

"Los compases de Webern tuvieron la plasticidad y la transparencia justas gracias al buen trabajo de Vasili (sic) Petrenko, atento a las complejidades rítmicas [...] La sinfonía de Mendelssohn tuvo muy buenos momentos, como por ejemplo la exposición temática del primer movimiento o el lirismo del inicio del segundo, además de los pasajes contrapuntísticos, ya citados, del cuarto. Petrenko mantuvo firme el pulso de su dirección" Jaume Radigales (ARA)

"[...] invitar a un director como Vasily Petrenko –quien ejemplificó la química absoluta entre una buena batuta y los profesores de la orquesta barcelonesa– resultaron claves para propiciar el excelente desarrollo del concierto [...] El Ricercare a seis voces de La ofrenda musical, paradigma del contrapunto, alcanzó un perfecto equilibrio en los enlaces orquestales, bajo la atenta dirección de Petrenko, siempre vigilante en cuanto a los volúmenes para clarificar el turbador juego polifónico que encierra esta intensa página musical, y propiciar así una lectura absolutamente transparente en el juego de las voces.[...] Petrenko propuso una lectura que transcurrió entre en la solemnidad del primer movimiento –haciendo hincapié, con un pianissimo delicioso, en el motivo gregoriano del Amén de Dresde inmortalizado en el Parsifal wagneriano– a la suntuosidad coral del himno Dios es nuestra fortaleza, base del último movimiento, aunque dotando, en una lectura basada en la serenidad y en la majestuosidad, de una claridad clásica a algunos de sus pasajes, que la OCB supo transmitir a las mil maravillas." Lluís Trullén (Scherzo)